Audiovisual Corporativo
AUDIOVISUAL
CORPORATIVO
Titania se iniciará en el mercado de la fabricación de composites por infusión de resina gracias al proyecto MALTA 2020

Jueves 04 de Abril de 2019
A fondo
Titania trabaja en un nuevo proceso de fabricación basado en la infusión de resina líquida, también conocido como MVI (Modified Vacuum Infusion), en el marco del proyecto MALTA 2020 (Manufacturing and Automation of Low-Cost Thermosets for Competititive Advantage). Este proceso implica un ahorro de costes a nivel de equipamiento debido a que no necesita autoclave para el curado de la resina.

Adicionalmente, MALTA 2020 también persigue el uso de refuerzos y resinas de carácter industrial más económicos, permitiendo llevar a cabo el proceso de curado a temperatura ambiente. Esto conllevará un sensible ahorro energético a la vez que mantener las propiedades requeridas para el sector aeroespacial, lo que significa reducir el contenido en huecos y alcanzar mayores fracciones de volumen de fibra, alrededor de 58-60 %.
 
Actualmente, el mercado de la fabricación de aviones controlados por control remoto (RPA) o vehículos aéreos no tripulados (UAVs) está copado por empresas dedicadas exclusivamente a estos nichos, de manera que grandes compañías productoras de aviones de gran tamaño como Airbus permanecen al margen de este mercado. La introducción de nuevas tecnologías de fabricación menos costosas como la infusión de resina líquida y el empleo de materiales estructurales de bajo coste, permitirán a estas compañías iniciarse en el negocio de la fabricación de este tipo de aeronaves.
 
Titania se iniciará en el mercado de la fabricación de composites por infusión de resina gracias al proyecto MALTA 2020
En este contexto, surge el proyecto MALTA 2020, promovido por un consorcio liderado por Airbus D&S en el que participan las empresas Aerotecnic, Nanotures y la propia Titania, con financiación de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).
 
La participación de Titania en este proyecto se centra específicamente en el estudio de las propiedades de las nuevas resinas que se están postulando y en la puesta a punto del nuevo proceso “low-cost” a escala pre-industrial. Para ello, la compañía ha implementado un nuevo proceso de infusión de resina líquida en su centro de I+D de materiales compuestos.
 
Este proceso incluye la colocación de material de refuerzo entre un molde y una bolsa de vacío, seguido de la inyección de resina. Después de la inyección se aplica calor para inducir la polimerización de la resina.  A diferencia del proceso de fabricación convencional de estructuras aeronáuticas, no se usan materiales preimpregnados ni autoclave para curar la resina.
 
 
Titania se iniciará en el mercado de la fabricación de composites por infusión de resina gracias al proyecto MALTA 2020
Es la primera vez que la planta de Airbus en El Puerto de Santa María inicia un proceso para fabricar por infusión, que permitirá a Titania incorporar en su portfolio de productos y servicios la fabricación de paneles con infusión de resina. A pesar de ser una tecnología poco desarrollada en el ámbito aeroespacial pero cada vez con más penetración en sectores como el automoción, ferroviario, naval o eólico, lo que ha llevado a Titania a recibir sus primeras peticiones de fabricación.

“Nuestra participación en el proyecto – explica Raúl Páez -, Responsable Técnico de Titania, es determinante para alcanzar los objetivos del proyecto ya que se centra en la puesta a punto y optimización del proceso de fabricación y en la caracterización y selección de los materiales.  Esta información es crítica para el resto de socios que tendrán que usar los materiales seleccionados por Titania y además poner a punto el proceso para escala industrial usando el conocimiento aprendido por la empresa a nivel de probeta.”